Centralita Telefónica antigua-

Centralita Telefónica antigua

Mujer con Centralita telefonia antigua

También se le llama conmutador central. Se encarga de llevar la señal y la voz desde el momento en que el abonado llamante levanta su terminal, hasta el momento en que ambos (llamante y llamado) finalizan su conversación y cuelgan.

El proceso puede llevar una sola conexión o involucrar a más centrales y centralitas telefónicas.

Además de conectar un abonado particular a otro, las centralitas de menor amplitud y capacidad de unidades fijas se utilizan en empresas privadas y públicas.

La jerarquía va desde las centrales urbanas a las internacionales, pasando por las interurbanas.

También enlazan entre ellas a través de los enlaces intercentrales, tantos como se necesiten antes de llegar a la línea del abonado final.

Allá donde se necesite conectar a la vez a varias personas con el exterior, o el exterior con varios departamentos u oficinas, se necesita una centralita telefónica: hoteles, hospitales, colegios, grandes empresas, universidades, etc.


¿Cómo instalar una central telefónica?

Tanto para conectarse entre centralitas, como con los abonados, se necesita un tendido de cables (de cobre, de fibra óptica, dependiendo de la época).

Según las condiciones del lugar, se pueden llevar bajo tierra, o por el aire. En las ciudades es más común que se realice subterráneamente, a través de túneles y sótanos (por el aire sería inviable en las grandes urbes).

Entre poblaciones, gracias al tendido aéreo (el que vemos de poste a poste en las carreteras) se pueden unir los tramos de cables necesarios para las comunicaciones.


¿Cómo funciona la centralita telefónica antigua analógica?

La primera la inventó un compañero de trabajo de Thomas Alva Edison, el húngaro Tivadar Puskás en el año 1877. Las más antiguas se componían de sencillas conexiones eléctricas, cables de un sólo hilo y clavijas metálicas rudimentarias.

Puskas_centralita telefonica

Las primeras conexiones telefónicas eran bastante precarias pues, además de la baja calidad de los cables y del hecho de que había que accionar la batería manualmente.

Así en los terminales se hablaba y escuchaba por la misma vía. Todos estos factores hacían que las comunicaciones fueran ruidosas y se cortasen con asiduidad.

El 28 de enero de 1878, la compañía norteamericana Bell puso en marcha la primera centralita telefónica antigua manual en la ciudad de New Haven, Connecticut.

Sólo contaba con 21 abonados, que se conectaban entre ellos gracias a que las señoritas (casi siempre eran mujeres) operadoras unían la clavija y cable del llamante con las respectivas del llamado.

Curiosamente, los afortunados que contaban con un teléfono en casa o en sus negocios, no tenían asignado un número.

Se daban de alta con sus nombres y quien descolgaba el teléfono le pedía a la telefonista que le conectara con una persona o negocio, no con ciertos dígitos.

Por supuesto, en cuanto la cantidad de abonados proliferó (y lo hizo con mucha rapidez) esto cambió y empezaron a asignarse números a cada línea contratada.

centralita telefónica y Tivadar Puskas

Centralitas telefónicas antiguas y Tivadar Puskas

Para finales del año 1880, sólo en Estados Unidos había 47.900 abonados, pero las comunicaciones transcontinentales fueron inauguradas alrededor del año 1915.


¿Cómo eran las centralitas en el mundo?

Las conexiones poco a poco fueron avanzando hacia los cables de cobre de dos hilos, que eran más duraderos y fiables.

Los terminales tenían entrada y salida de voz independiente, lo que hizo más cómoda la comunicación en los extremos de la línea telefónica.

balaguer centralita telefonica

Además, de las centralitas manuales se fue avanzando hacia las automáticas, con numeración de abonados y sin contar con el factor humano de la elección de destinatario de la llamada.

¿A qué nos referimos con este factor? Pues bien, se dice que gracias a un problema en la empresa de un tal Almon Brown Strowger, se inventó la primera centralita telefónica automática.

La historia cuenta que este enterrador de Kansas se dio cuenta de que la clientela de su negocio funerario disminuía sin aparente razón.

Al investigar un poco más, supo que la esposa de su mayor competidor en la ciudad era telefonista en la compañía local. Esta desviaba toda recepción de llamadas sobre el tema funerario a la empresa de su marido. Hay que recordar que para entonces una persona descolgaba y decía, por ejemplo: “póngame con la funeraria”, no con un número concreto que encontrara en un anuncio, o que conociera.

De ahí que se eliminara el factor humano de elección de destinatario gracias a que el Sr. Strowger decidiera inventar la primera centralita telefónica antigua (con numeración) automática. Su nombre, como no podía ser menos, dio lugar a un tipo de antigua centralita usada durante mucho tiempo.

Por la información que guarda de aquella época, se sabe que la compañía Bell compró la patente por 2,5 millones de dólares en 1916.

Fuera del terreno económico y financiero,el hecho de que las centralitas telefónicas antiguas manuales dependieran de la atención y asistencia de operadores humanos,traía consecuencias mucho más comprometidas en épocas de guerra.

El retraso en el comienzo de una llamada, podía dar lugar a órdenes que no llegaban a tiempo al frente o a los cuarteles generales, por ejemplo. El motivo del retraso se achacaba a la eficiencia de las operadoras, como se puede apreciar en esta carta escrita durante la Guerra Civil Española.


Centralitas telefónicas Ericsson y su historia en España.

Aunque parezca mentira, la primera central española se instaló en La Habana, en octubre de 1877 y era de uso manual.

Al inicio de 1885, estas llegaron a Madrid pero no fue hasta 1924 que se instaló la primera automática semi-privada en la Red de la Mancomunidad de Cataluña.

Fue suministrada por la fábrica alemana Siemens & Halske, era del tipo Strowger y contaba con pocas unidades (unos 200 abonados).

No obstante, el primer sistema automático completo fue el instalado en San Sebastián por la Compañía Española de Teléfonos Ericsson, en 1926.

Este sistema incluía, además de la red de telefonía urbana de la capital guipuzcoana, cuatro enlaces intercentrales en otros núcleos urbanos de la provincia.

Centralita Telefónica Central Donosti

Lo más curioso es que Ericsson se vio forzada a fabricar componentes telefónicos tras no conseguir los contratos de red de la CTNE (Compañía Telefónica Nacional de España).

Estos contratos fueron adjudicados a la compañía norteamericana AT&T, y Ericsson tuvo que vender en diciembre de 1924 sus instalaciones y concesiones en Valencia a la CTNE por valor de 2 millones de pesetas.

Se mantuvo en España gracias a que San Sebastián estaba libre del monopolio de telefonía, aprobado por Alfonso XIII en agosto de 1924.

Aunque el paso de manual a automática se produjo en muy poco tiempo, se dio un caso muy curioso en nuestro país.

Entonces, la última operadora en una central telefónica manual, cumplió sus funciones hasta diciembre de 1988, en un pequeño municipio de Granada.

Dados los avances, este último cuadro manual dio paso a la tecnología digital directamente, sin pasar por la analógica.


¿Qué tipos y modelos existen?

Las manuales (de abonados con numeración)

Una de las centralitas telefónicas antiguas manuales más usadas fue la 5581, fabricada por Standard Eléctrica, S.A. entre 1956 y 1959, con capacidad para 20 extensiones y 5 líneas al exterior.

Centralitas telefónicas Standar Electrica

En el panel superior vertical se situaban las conexiones de jack (clavijas de cordón de dos hilos) y sus correspondientes lámparas. Estas se encendían intermitentemente cuando alguien quería realizar una llamada. La telefonista veía la luz, conectaba el primer cable para escuchar al llamante, ya fuera desde un teléfono de escritorio o pared.

Una vez determinado con quién quería comunicarse, accionaba el magneto con la manivela lateral y marcaba el número del destinatario, para que escuchara el timbre de su teléfono.

Para establecer la comunicación definitiva, la telefonista recogía el otro extremo del cable y lo introducía en la terminación jack del receptor de la llamada.

Al finalizar esta, se iluminaban las luces correspondientes y el contrapeso que colgaba por debajo del panel horizontal permitía que las clavijas volvieran a su lugar (con sólo soltar el cable).

La empresa norteamericana Western Electric fabricó toda una serie de otras centralitas telefónicas antiguas que dio en denominar “55”. La primera, la W.E. 550, se fabricó en 1915 y daba servicio a 40 terminales, y la más avanzada, la 551B, alcanzaba a 320 extensiones.

La forma de utilización de todos estos modelos era muy parecida a la de la Standard Eléctrica descrita anteriormente.

Las Rotary y Pentaconta (analógicas)

Los motores de rotación fueron el siguiente avance tecnológico en las centralitas telefónicas antiguas. Así introducía en ellos un alto porcentaje de componentes electromecánicos punteros para la época.

En los años 50 y 60, este era el sistema más usado y estaba basado en la utilización de ejes rotativos horizontales y verticales movidos por motores.

Estas máquinas giratorias propiciaban la búsqueda de cada conexión y numeración de abonado, a través de relés y selectores. Sólo en España se instaló una red con más de 2 millones de líneas Rotary. La denominada 7A-2 era la más común.

Rotary centralita telefónica

Rotary 7A-2

Paralelamente a las Rotary, se usaron los sistemas telefónicos de barras cruzadas llamados Pentaconta.

A diferencia de las rotatorias, cuyas máquinas estaban en constante movimiento, el uso de la antigua centralita Pentaconta ahorraba tiempo y energía.

La conexión entre un abonado y otro se producía en menos de medio segundo (450 milisegundos exactamente, desde la marcación del último dígito).

Sin embargo, en ese momento, las máquinas estaban en reposo. Los cables de cada lado de la línea se unían en un pequeño electroimán, dentro de un selector. De esta forma permanecían hasta que se acababa la conversación.

Al final de los 90 se usaron los modelos más conocidos de Pentaconta: la 1000, la PC32 y la More (Modernización de Registradores Electrónicos).


¿Qué empresas fabricaban la centralita telefónica antigua?

En los años 60 y 70, la compañía Ericsson fabricó los modelos de centralitas telefónicas antiguas del sistema de barras cruzadas ARD-561, ARF y AXE.

Telefónica, la famosa Teide 6/24/7. Alcatel, la S12. DGT Electrónica, la TTL (en 1977) para empresas, con capacidad para hasta 25 exteriores y 160 internas.


Otros fabricantes conocidos son Panasonic, Samsung, NEC Philips, o Intelbras (de Brasil).


Presente de las centrales de teléfono

¿Cómo han avanzado en los últimos años?

El tipo de antigua centralita a las que nos hemos referido hasta ahora era analógico. Esto significa que la voz humana de una conversación telefónica, se convierte en impulsos eléctricos para ser trasladada de un terminal a otro, en cables de dos hilos.

Una gran desventaja de este sistema era que, a grandes distancias, gran deterioro de la señal y el sonido.

Y otra gran desventaja era que las compañías telefónicas tenían que instalar tantos troncales (conexiones) como abonados hubiera (o, en el caso de una centralita telefónica de una empresa, tantos como extensiones).

Además, no todas las extensiones de una empresa podían conectar simultáneamente al exterior.

En lo que más ha incidido el avance de los últimos años ha sido precisamente en ahorrar en cantidad de unidades instaladas y en ampliar la posibilidad de innumerables salidas al exterior de éstas. Así ha sido como hemos llegado a las centralitas telefónicas digitales.

  • En el sistema digital, la voz humana se transforma en números del sistema binario (0 y 1) y tienen cabida muchas conexiones de voz al mismo tiempo a través de un sólo cable de 4 hilos.
  • Gracias a la tecnología llamada TDM (Time Division Multiplexing), que envía bits en vez de impulsos eléctricos, las conversaciones viajan en tiempos diferentes pero ocurre en micronésimas de segundo.
  • Dada esa velocidad tenemos la sensación de que el envío de cada llamada se produce a la vez, pero cada una tiene su espacio de tiempo
  • Los cables digitales, de 4 hilos, del tipo T1 contienen 24 canales y envían hasta 24 llamadas de teléfono simultáneas. Estos se usan en Japón, Estados Unidos y Canadá
  • Los cables digitales tipo E1 pueden dar cabida a 30 canales y se usan en el resto del mundo.

Modelos de centralita telefónica para empresas.

Las más usadas, tanto en grandes corporaciones como en pequeñas empresas, son las centralitas telefónicas digitales.

Las compañías de telefonía móvil, fija y de internet, proveen equipos telefónicos designados para dar servicios globales. Es decir que, al transformar la voz humana en datos, estos servicios terminan todos siendo de paquetes de datos.

A estas funciones se les llama “voz por IP” (VoIP), donde las direcciones IP son nuestros identificadores dentro de la red, los que dan información sobre nosotros.

Además de las digitales, y dentro del mismo terreno, existen también las centrales telefónicas virtuales, que carecen de aparatos físicos.

El manejo de los sistemas y servicios se gestiona desde cualquier punto, pues es no es presencial.

Está provista por una empresa de telecomunicaciones por la que pasa toda la gestión e información.

Los costes son mucho menores, lógicamente, precisamente por el ahorro en aparatos y mantenimiento, e incluso por el uso de la denominada “secretaria virtual”.

El control y monitorización de las llamadas por parte de una empresa con centralita telefónica virtual es total, lo cual es una auténtica ventaja.

El gran inconveniente, mientras se termina de desarrollar esta tecnología, es depender de un software que pueda fallar y de la calidad del servicio de internet en cada lugar.


¿Cómo instalar una centralita telefónica?

Normalmente las compañías que proveen servicios y aparatos de telefonía y centralitas telefónicas digitales, suelen ofrecer el servicio de instalación de estas, tras su venta.

La programación de cada extensión y la asignación de numeraciones distintas para cada despacho o línea, debe realizarlo un técnico experto.

No obstante, en el caso de pymes u hogares, es muy sencillo obtener ideas sobre cómo instalarlas y gestionar llamadas. Normalmente las instrucciones en papel son fáciles de seguir y además, hay muchos tutoriales en internet.


¿Qué modelos existen y dónde comprar?

Las centralitas telefónicas para oficinas, pymes, para casas, para líneas rdsi, para empresas, para hoteles, se deben contratar de acuerdo con el número de líneas que se prevean tener. Aunque siempre contando con que se puedan ampliar. Es preferible que haya un margen para el crecimiento, pues siempre tenderemos a necesitar más líneas.

Una de las empresas más conocidas en sistemas de centralitas digitales y virtuales es Nortel. También Emsystems, Moneypenny, AreavoIP, Cridatel, además de todas las ya mencionadas en la información anterior.


¿Te ha gustado este artículo? 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votes, average: 5,00 out of 5)

Cargando…

Vota de 1 a 5


Everaldo Nascimento

* AMO A HISTÓRIA DO TELEFONE E DE TODA SUA GERAÇÃO /…#

Comments are closed

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

ENVIO GRATIS EN TODOS LOS TELEFONOS Descartar