Museo del telefono antiguo-

Museo del telefono antiguo

El museo del teléfono antiguo ha colmado mis espectativas. Hace unos días tuve la oportunidad de conocer a José Antonio Rodriguez, un anticuario y coleccionista de Madrid, una de esas personas que posee una valiosa colección de aparatos telefónicos antiguos, una de esas personas por las que cada domingo miles de individuos visitan el rastro buscando joyas de épocas pasadas, y después de conocer la tienda museo de la que os voy a hablar, creedme que doy fe de que esas joyas existen y están en la calle Arganzuela, 29 de Madrid.

Todo comenzó el día que por casualidad crucé por delante del escaparate de una tienda llena de teléfonos antiguos, en una de las calles del casco antiguo de Madrid. En la puerta de su casa había un cartel donde se indicaba el teléfono de contacto del propietario. Estuve esperando a que llegara la hora de apertura de los locales comerciales, pero cuando comprobé que la tienda seguía cerrada, llamé al número indicado. José  me indicó que el negocio estaba cerrado desde hacía varios años. No tenía más alternativa que marcharme.

Al cabo de unos días, volví a llamarle, le hable de mi blog de teléfonos, de mi afición por estos aparatos, al final, conseguí que me autorizara a visitar la tienda museo y a hacerle una entrevista. Por esta deferencia que ha tenido conmigo le estaré toda la vida agradecido.

No se como describiros la inmensa colección  que hay en esa sala pequeña de unos 50 metros cuadrados. La mayoría han pertenecido a personajes famosos de la política nacional e internacional. Antes de comenzar la entrevista, José Antonio Rodriguez me permitió echar un vistazo a todos los modelos, la vista no podía detenerse en ninguno en concreto, porque en cuanto te fijabas en uno, el rabillo del ojo ya se estaba encaminando a otro. Hay tantos aparatos que podrían llenarse varios museos, no es el típico museo de teléfono antiguo popular, es sobretodo un viaje a través de los años, donde esas estanterías nos cuentan, no solo la evolución técnica de la telefonía, sino también los gustos, las pasiones, la idiosincrasia de los protagonistas que fueron propietarios de esos modelos antiguos. Para la misma persona, hay modelos de uso publico, como podían ser los usados en despachos y modelos de usos privados que pertenecieron a sus residencias. Los materiales con los que fueron trabajados son plata, baquelita, cobre, hierro, etc. Algunos se pueden englobar dentro de prototipos estandarizados pero la mayoría fueron diseñados para sus propietarios.

Y sin más, vamos a conocer a José Antonio Rodriguez y su colección de teléfono antiguo de la calle Arganzuela, 29 en Madrid.

Entrevista a José Antonio Rodríguez Rodríguez en el Museo.

A continuación detallo la transcripción de la entrevista:

¿Cuál es su nombre?

José Antonio Rodríguez Rodríguez

¿Que edad tiene usted?

70 años

¿Cuando comenzó a tener interés por coleccionar teléfonos?

Lo mío es la electrónica. Comencé a trabajar con 17 años pero tuve que dejarlo para ir a cumplir el Servicio Militar. Cuando acabé, mi hermano me propuso que montásemos un negocio juntos. Nosotros nos habíamos quedado huérfanos muy pronto, en mi caso tenía 11 años, era el benjamín. En esa época el hermano mayor se hacía cargo de la familia y cuando mi hermano me propuso el camino del negocio, no lo dude, a pesar de que en mi primera empresa me había ido muy bien. Intentamos montar un pub, pero no nos fue bien y de la noche a la mañana me vi con una mano delante y otra detrás. Pasado un tiempo, me encontré con un amigo que iba al rastro, y le acompañé. Iba a ver a un indigente que tenía un puesto con una mesa plegable. Al cabo de 12 o 20 días, volví a encontrarme con mi amigo que de nuevo iba al rastro a ver al indigente. Yo observé que sacaba cada domingo unas mil y pico de pesetas. Eso me llevó a pensar que si esa persona, sin ningún tipo de conocimientos, era capaz de sacarse un dinerito, yo podría hacerlo igual. Hablé con él y acordamos que me dejaría un cuarto de la mesa a cambio de una pequeña cantidad de dinero. Y así empecé un nuevo camino en mi vida.

¿Y usted que tenía a la venta?

Nada, yo no había tocado las antigüedades en mi vida. Sin embargo confiaba en mi criterio y aunque éste podía fallarme, estaba seguro que en un 95% de las veces acertaba cuando algún objeto tenía cierto valor y cuando no. Cada domingo, nada más llegar al rastro por la mañana, daba una vuelta y observaba si me interesaba comprar algo, para luego venderlo en mi cuarto de mesa. Así estuve una temporada, hasta que un día llegó una persona que había trabajado en telefónica y que me ofrecía una gran cantidad de teléfonos de un modelo obsoleto, que habían decidido cambiar por otro modelo nuevo. El lugar donde habían estado colocados los que él me ofrecía, nunca se había abierto y los aparatos estaban sin usar. Me los vendía muy baratos.

¿Qué modelo de teléfono era?

El modelo Heraldo de teclas negras y otros similares.

¿En que años sucedió esto?

En el año 82, 85, 87, no lo sé precisar, más o menos en alguno de esos años. Vender estos artículos era lo que más dinero me daba y era un negocio que tenía continuidad. Un día llegó una persona pidiéndome una tapa negra de un auricular para un teléfono de baquelita. A los quince días llegó otro pidiéndome otra pieza para el mismo modelo. Y yo que era electrónico sabía que tenía suficientes conocimientos para reparar esos aparatos. Así que me decidí a comprar unos cuantos viejos y en malas condiciones, los limpié y los arreglé para después venderlos. Así fue como me especialicé en la compra y venta de teléfonos usados. Como en el rastro hay mucha desconfianza, a mi se me ocurrió imprimir unos papelitos donde indicaba que se daban tres meses de garantía.

¿Siempre se dedicó al negocio de compra-venta?

Si, pero no en la mesa. Al cabo de tres años de empezar en el rastro de Madrid, compré la primera tienda. Después, ya empecé a especializarme y a repara aquellos que me gustaban más, que eran lo más antiguos, los más bonitos, los mejores aparatos. Había mucha gente que venía a la tienda a ofrecerme modelos que vendían y poco a poco me iba haciendo conocido en el mundo de las antigüedades por mi especialidad en teléfonos históricos.

Un día me ofrecieron comprar una colección de unos 5-6 teléfonos que habían pertenecido a un general. Los compré y uno de ellos tenía un distintivo de un capitán general, una bandera, no me acuerdo si era un general de la quinta región militar o de la sexta. Yo observé que cuando yo ponía a la venta uno de los teléfonos normales, sin distintivo, por un precio de 200 €, y el modelo que tenía el distintivo lo vendía a 800€, la gente se interesaba más por estos modelos más caros. Entonces corrí la voz de que estaba interesado en comprar teléfonos especiales.

Supongo que las casualidades de la vida, pusieron en mi camino, o yo en el suyo, a una persona que tenía una amplia colección de teléfonos antiguos y sin pensarlo dos veces, accedí a comprarlos todos. Se trataba de más de trescientos aparatos, esa fue la mayor aportación conjunta a mi actual colección de unas mil unidades y el mayor desembolso de dinero que he realizado nunca. Después de comprarlos, los guardé porque para adecuarlos (limpiarlos, ponerles en funcionamiento, etc.) necesitaba un tiempo que yo en ese momento no tenía. Yo estaba dedicado a vender teléfonos y otras antigüedades. En el 2004 cerré la tienda y me quedé con la colección que tenía en esos momentos y que aún tengo.

¿Cuando decidió abrir la tienda como un museo?

La tienda donde estamos ahora en la calle Arganzuela, la abrí hace unos veinte años. Al principio solo tenía nombre de tienda de antigüedades, pero poco a poco la fui llenando de aparatos telefónicos. Era el producto al que yo podía sacar más beneficio. Más o menos era buen comprador, podía repararlos yo mismo y venderlos. Era el negocio por excelencia, tenía toda la gestión del producto y sacaba una rentabilidad del 100%, además era mi hobbie. Cada vez, podía comprar mas aparatos y fui llenando la tienda de teléfonos históricos. La gente entraba y exclamaba: “… Parece un museo..., por la cantidad de teléfonos que había”. Entonces cambié el nombre de la tienda por EL MUSEO DE LAS COMUNICACIONES, por un aspecto comercial, sin pretensión de llegar a ser un museo.

¿Entonces nunca ha sido un museo, José?

No, nunca ha sido un museo para visitar. Si que es cierto que en una ocasión, puse publicidad para ofrecer la posibilidad de ofrecer visitas concertadas, por tantear el resultado. Pero me llamaron dos veces en tres meses, por lo que decidí abandonar ese camino.

¿Hace cuanto tiempo lo hizo?

Antes de cerrar.

¿Cree que actualmente con los medios que hay para promocionarlo tendría mas éxito?

Actualmente no tiene sentido, porque como ve, el espacio entre las estanterías y la concentración de aparatos es tal, que varias personas visitando las instalaciones a la vez, pueden romper los artículos. Se necesitaría un local de 400 metros cuadrados y guardar todos los ejemplares en vitrinas.

¿Cuantos ejemplares tiene actualmente?

No bajara de 950 ó 1000 unidades.

¿De los aparatos que tiene están todos completos?

Si, todos.

¿Cuál es el aparato más antiguo?

Los prototipos de los primeros inventores, aquellos que se llevaban a las ferias de muestras.

¿Que final le gustaría que tuviera su colección?

Que fuera comprada completa por una persona, entidad o fundación con poder adquisitivo para que la mostrara con el objetivo de tener un trozo de historia en su casa, oficina o edificio de empresa.

Aquí dejé de preguntar a José Antonio y pasamos a ver, ya más detenidamente, los aparatos. Mientras íbamos cogiendo los teléfonos de los más antiguos a los mas nuevos, no paraba de admirar los nombres que veía inscritos, la belleza de las formas y componentes, parecía que cuando cogía un teléfono, era capaz de acercarme a la persona que había sido su propietario.

Modelos de personajes políticos históricos de la colección del Museo.

Dentro de la amplia colección de aparatos, se encuentran los siguientes personajes histórico: Elisha Gray, Alexander Graham Bell, Nikola Tesla, Theodore Roosevelt, José Antonio Brunetti y Cayoso de los Cobos (Duque de Arcos), María Cristina de Habsburgo-Lorena o María Cristina de Austria, Miguel Primo de Rivera, Joaquín Fanjul Goñi, José Antonio Primo de Rivera, Franklin Delano Roosevelt, Adolf Hitler, Eva Anna Paula Braun, Dwight David Eishenhower, John Fitgerald Kennedy, Serguéievich Kozhedub Jruschov, Harry S. Truman, Fernando Sánchez de Toca y Muñoz, Duque de Vista Alegre, Dolores Ibárruri, La Pasionaria, Juan Borbón, María Cristina de Borbón y Bettenberg, Francisco Franco y Santiago José Carrillo Solares.

Todos los modelos son piezas exclusivas y únicas. personalizadas, regalos para personas importantes. Es precisamente esa exclusividad la que nos impide incluirlos dentro de un determinado modelo y momento de la historia de la telefonía, porque es imposible asociarlos a un catálogo determinado. De todos ellos hemos elegido los tres siguientes, para ofrecer una ínfima presentación de la colección de José Antonio.

Alexander Graham Bell (3 Marzo 1847 Edimburgo, Reino Unido - 2 Agosto 1922 Beinn Bhreagh, Canadá)

telefonos antiguos Graham Bell

Graham Bell actualvintage

Ya no podemos describir a Alexander Graham Bell como el inventor,  pero sí podemos decir de él que fue científico, inventor, logopeda y que contribuyó al desarrollo de las telecomunicaciones y a la tecnología de la aviación. La compañía que creó para explotar la patente, la Bell Telephone Company fue la protagonista de los primeros pasos de la vertiginosa implantación de teléfono como medio de comunicación de masas a escala internacional.

Graham Bell actualvintage telefonos antiguos

Graham Bell actualvintage 

El modelo, que posee José Antonio en su colección, no es el primero que patentó Alexander . Teniendo en cuenta la evolución de los modelos de Strowger, podemos decir que este aparato se fabricaría entre 1876 y 1892, a finales del siglo XIX.

Theodore Roosevelt (27 octubre 1858 Nueva York, Estados Unidos - 6 enero 1919 Nueva York, Estados Unidos).

Teodhore Roosevelt actualvintage

Teodhore Roosevelt actualvintage

Fue el presidente 26º de Estado Unidos, entre 14 de Septiembre de 1901 al 4 de Marzo de 1909.

Ese modelo es forzosamente anterior a 1915, año en el que estaba plenamente incorporado el disco de marcación en los ejemplares de candelabro. Durante los primeros años del siglo XX, cuando había terminado la vigencia de la segunda patente de Alexander Graham Bell, hubo un resurgimiento de empresas que fabricaban modelos de teléfonos, a cual más variado. Finalmente la compañía de Alexander Gaham Bell se quedó con el monolito cuando compró a todas las demás. Con esta introducción queremos decir que el modelo puede pertenecer a cualquiera de esas compañías.

María Cristina de Habsburgo-Lorena o María Cristina de Austria (21 julio 1858 Marca de Moravia - 6 febrero 1929 Madrid)

m.cristina actualvintage

María Cristina de Habsburgo. actualvintage

María Cristina de Habsburgo

María Cristina de Habsburgo


Fue esposa de Alfonso XII y madre de Alfonso XIII. Su entrada en la corte española se produjo con su matrimonio el 29 de noviembre de 1879.

Por su auricular podemos decir que ese modelo es posterior a 1922, y si Maria Cristina murió en 1929, hemos de suponer que el aparato fue fabricado entre esos siete años.

Los vídeos de los modelos de teléfonos del  Museo de José A.Rodriguez

Si José Antonio me infundió algo, eso fue que quiere que su colección pueda ser disfrutada en el futuro por todos los españoles, aun cuando todavía ninguna institución Gubernamental o Empresa Telefónica, ha mostrado el menor acercamiento para rescatar dicho tesoro.

Una de las promesas que José A. me hizo, fue el aportar valor a la sociedad mediante algunos pequeños reportajes que podamos ir haciendo para deleite de nuestros lectores y suscriptores. Tan sólo me pidió que solicitara de Tí, lector, tu feedback a nuestro reportaje en los comentarios o tu voto al artículo más abajo y así ver que nuestro público objetivo está interesado en conocer verdaderamente su MUSEO DEL TELEFONO ANTIGUO. Con tu "SI, estoy interesado" a D.José no le quedará más remedio que hacernos esta concesión.

¿Te ha gustado este artículo?   1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (12 votes, average: 5,00 out of 5)

Cargando…

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

ENVIO GRATIS EN TODOS LOS TELEFONOS Descartar